“Una reunión muy franca”: Alberto Fernández se reúne con la directora del FMI para negociar la deuda de Argentina

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, se reunió este viernes con la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, en la ciudad de Roma (Italia), para avanzar en las negociaciones para un nuevo acuerdo por la deuda que el país sudamericano tiene con el organismo.

“Fue una buena reunión, una reunión muy franca, en donde nos hablamos con mucha franqueza, donde expresamos nuestras voluntades de resolver el problema de la deuda argentina […] Creo que fue muy constructiva“, dijo el mandatario a la salida del encuentro.

Fernández detalló que insistió a la titular del FMI en sus planteamientos, como “la reducción de las sobretasas, extender los plazos, entender que el mundo está viviendo un momento singular y que por lo tanto hay que atender a esa singularidad”.

Además, añadió que el objetivo es “encontrar un camino de solución que no signifique postergar al pueblo argentino” que, indicó, “la está pasando todavía muy mal” entre la pandemia y una economía heredada “que le cuesta ordenarse”.

Por su parte, Georgieva señaló que “fue un verdadero placer conocer finalmente al presidente Fernández cara a cara”.

La directora del FMI indicó que que le expresó al mandatario su solidaridad con el pueblo argentino “en estos tiempos difíciles” y la voluntad del organismo que dirige para continuar trabajando en un programa que pueda ayudar a Argentina a fortalecer su estabilidad económica, “protegiendo a los más vulnerables y sentando las bases para un crecimiento más sostenible e inclusivo”.

Nuestro objetivo sigue siendo ayudar a Argentina a construir un futuro económico próspero para todos”, enfatizó Georgieva, quien también dijo que tomó nota de la solicitud de Fernández de reformar la política de sobrecargos del FMI y consultará con los miembros del organismo sobre ese tema.

Gira europea

El encuentro, el primero que el mandatario mantiene con la titular del Fondo de manera presencial, se dio en el marco de la gira europea que llevó a Fernández a visitar Portugal, España, Francia y el Vaticano, antes de recalar en Roma.

El objetivo principal del Gobierno argentino en este periplo ha sido buscar apoyo de los líderes europeos para postergar los vencimientos de deuda con el FMI de este año, que debe pagar a partir de septiembre. Estos compromisos ponen en aprietos a la Casa Rosada, debido a las urgencias económicas que conllevan la crisis económica y sanitaria, que exige un esfuerzo fiscal extra por la compra de vacunas.

Este jueves, el Senado aprobó un proyecto de declaración para solicitar que la próxima emisión de Derechos Especiales de Giro (DEG) que repartirá el Fondo Monetario Internacional entre sus miembros, estimados en 4.350 millones de dólares para Argentina, se apliquen para financiar la puesta en marcha de políticas públicas destinadas a resolver los problemas derivados del covid-19.

El lunes, en su visita a Portugal, el dirigente peronista recibió el respaldo de Antonio Costa, primer ministro de Portugal, quien remarcó que su país necesitó también de una reducción de los intereses de su deuda con el organismo de crédito internacional.

“Yo me he enfrentado con el mismo problema que tiene Argentina. Teníamos un préstamo que era superior a la cuota de Portugal en el Fondo. Pagábamos un sobrecargo muy significativo y, felizmente, hemos logrado convencer al FMI de liberarnos de ese sobrecargo“, dijo Costa durante una conferencia de prensa conjunta en Lisboa.

El jefe de Estado argentino pasó luego por Madrid, donde su par español, Pedro Sánchez, manifestó el martes su apoyo a la misión argentina: “El mecanismo de sobretasas del Fondo Monetario Internacional está dañando y mucho las posibilidades económicas y financieras de Argentina”, argumentó.

En Francia, el presidente galo Emmanuel Macron señaló que su gobierno desea “que Argentina llegue a un acuerdo con el FMI para establecer una estabilidad económica”, y también dijo que “Francia está a su lado” para que Argentina “hable de manera constructiva con el Club de París”, otro acreedor de su deuda externa.

En ese caso, Buenos Aires necesita posponer un vencimiento por 2.400 millones de dólares que vence en mayo, y tiene tiempo hasta fines de junio para evitar caer en ‘default’.

Durante la gira, el presidente sudamericano volvió a cuestionar el acuerdo de endeudamiento firmado con el FMI durante la gestión de Mauricio Macri, que asciende a un total de 43.000 millones de dólares, y puso el foco en las necesidades de la ciudadanía en el marco de la crisis sanitaria: “Nosotros buscamos un acuerdo que se pueda sostener en el tiempo y que no postergue más a los argentinos; los argentinos ya han sido postergados por el enorme crédito que le ha dado el FMI [a Macri]”, dijo ante Costa.

Argentina debe afrontar vencimientos de capital con el Fondo en septiembre y diciembre del corriente año. El total de la deuda asciende a casi 53.000 millones de dólares y tiene plazo de pago hasta 2024.

RT

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí