“Diccionario callejero” de RD, lo informal que se convierte en normal

SANTO DOMINGO.-Actualizar un diccionario no es tarea fácil, si se trata de los que integran todas las academias que forman la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), que tienen a cargo incluir y modificar cada año miles de palabras a la versión digital de la Real Academia Española (RAE).

La Real Academia Española, fundada en el año 1713, tiene como misión principal velar por que los cambios que experimente la lengua española en su constante adaptación a las necesidades de sus hablantes no quiebren la esencial unidad que mantiene en todo el ámbito hispánico, según establece el artículo primero de sus actuales estatutos.

Esas nuevas palabras van surgiendo de la forma de expresarse en los países de habla hispana, donde el lenguaje se va nutriendo con modismos que van surgiendo a medida que evoluciona el tiempo.

Más o menos, así se trabaja para el diccionario de la RAE. Pero en la República Dominicana, hay una clase social que se ha encargado de hacer su propio diccionario, al que con frecuencia se les agregan nuevas palabras no manejadas por quienes no frecuentan los sectores populares ni consumen música urbana.

Y es que de los barrios salen casi todos los vocablos raros para unos, pero que a la vez son parte de la cotidianidad de otros que por el amplio dominio pueden hacer una canción urbana solamente con esas palabras.

El diccionario callejero de la República Dominicana cuenta con nuevas actualizaciones que van dejando en desuso otras que en el pasado fueron la verdadera ‘para’ en la avenida, de las cuales aquí les explicaremos el significado y la forma como se usan.

Iniciaremos conociendo la palabra ‘feo’, que a nivel callejero nada tiene que ver con su significado. En los que algunos llaman el bajo mundo se utiliza para dar connotación a algo, por ejemplo, si escucha decir que José Miguel se está buscando unos cuartos feos, no quiere decir que esté en algo malo, esto es que simplemente le está yendo bien y está consiguiendo mucho dinero.

Teteo
Otro término que se ha hecho popular a todos los niveles es “teteo”, que no es más que un coro vacano en un colmadón, drink, discoteca o cualquier lugar donde se esté bebiendo y escuchando música. Aquí podemos decir que el fin de semana hubo un “teteo” feo en el colmado de la esquina, que es igual a una fiesta que se dio buenísima.

‘Asicalao’
“Asicalao”, no acicalado, esto es cuando alguien bajó con una pinta durísima, o está bien vestido.

Para estar ‘asicalao’ es necesario tener unos perros caros y vacanos. Los perros nada tiene que ver con chihuahua, bulldog , viralata o pastor alemán, no, esto se refiere a unos tenis, también si se tiene, hay que exhibir una ‘baba’, que es un cadenón o varias, al estilo dembowsero.

Cabe resaltar que anteriormente para referirse a los tenis las palabras eran pedales o cascabeles.

Hay bobo
‘Bobo’ también es de la última actualización del diccionario callejero. En el pasado reciente también se utilizaba ‘biberón’, ambas tienen el mismo significado, que es para señalar un problema.

Por ejemplo: si tu esposa o tu novia te descubre una conversación comprometedora con una amiga, eso es un bobo, está metido en un bobo.

Los monos
“Mono”, al igual que perros, en el lenguaje callejero estas palabras nada tienen que ver con animales. Mono se refiere a policías.

Es decir, que si estamos en ‘teteo’ bien ‘asicalao’ y llegó una patrulla de la policía, la traducción es que se tiraron los monos y se armó el ‘juidero’.
No se pueden quedar las expresiones para referirse a las mujeres.

Para eso han quedado medio obsoletas las palabras ‘mami, mujerón o nueve, aunque aparezcan algunos ‘palomos’ que las digan. Ahora las que están de moda son ‘peluchito, carne de peluche, planta, o cromo’.

Algunas mujeres también han acuñado el término ‘bendecida’ para hacer alarde de que les va bien, como a todos el mundo en las redes sociales.

Tóxica y tóxico
Y hasta referirse a alguien celoso/a, que pelee o haga show a su pareja, también se ha ido adaptando a los nuevos tiempos, aplicando para esos casos la palabra tóxica o tóxico.

Chuky
Si estamos en maldad o borrachos la palabra que se expresa ‘Chuky’, que se conjuga ‘ tamos chuky, ta chuky o es un chuky. Además, la palabra ‘trucho’ que también se aplica a una persona cuando está borracha, o consumió otra cosa que lo puso happy.

El que hizo o dijo algo mal no cometió un error, puso un huevo; a los lambones ya no se le dice tumba polvo ni chupa media, ahora son doble voz, segundero, guare o guaremate, estos últimos no son tan nuevos, pero todavía se mantienen vigentes, igual que otros vocablos como ‘ruede durísimo’, que es igual a que te mueva del lugar.

Comunicación

—1— De igual a igual
Entre jóvenes del mismo status social el lenguaje con nuevas palabras fluye de manera normal.
—2— Diferencia
En una conversación entre ‘popi’ con un ‘wawawa’ es posible que algunas palabras necesiten ser explicadas.
—3— Cotidianidad
Nuevas palabras se convierte en popular.

En la mira

— Estigmatizados
La juventud dominicana, sobre todo la de los barrios, recibe muchas críticas por su comportamiento, forma de hablar, de vestir o hasta por parecer pobre, que en algunos segmentos parece ser un delito.

Rendir culto a la informalidad
Opinión. De acuerdo al sociólogo Celedonio Jiménez, la juventud dominicana rinde culto a la informalidad, y considera que es algo que hay que superar son los estilos formalista, protocolares que se asocian a lo del «pasado».

“De igual forma y a tono con lo que el sociólogo polaco Z. Bauman llamó sociedad liquida, hay inclinación por lo rápido, por lo fluido. De ahí su estilo de comunicación acortado, rápido e informal”, explico.

Entiende que rechazar la formalidad es una forma de parte de la juventud de expresar su libertad y de criticar los estilo «dominantes.

Los jóvenes sie mpres buscan manera diferente de comunicarse, algo que en algunos casos puede llegar a afectarles cuando buscar ir más allá de su entorno.

eldia.com.do

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí