Encuentran a salvo a la legisladora municipal que había sido secuestrada en Humacao

Ana Esther Ponce, al centro, en el cuartel de la Policía Turística en Punta Las Marías, en San Juan. (Pablo Martínez)

Ana Esther Ponce Rosa está a salvo. La legisladora municipal del Movimiento Victoria Ciudadana fue secuestrada a eso de las 7:20 a.m. mientras estaba en un laboratorio clínico en Humacao.

“Se encuentra en buen estado de salud”, confirmó el teniente Antonio Morales Jaime.

Fue a eso de las 11:10 a.m. que Ponce Rosa, de 67 años, fue encontrada, sin su auto, en la zona de Ocean Park, en San Juan, lugar que está casi uno hora en carro desde el Laboratorio Clínico Millenium, en Humacao.

Aún se desconoce dónde está su vehículo, y el presunto secuestrador no ha sido arrestado.

Una foto del presunto secuestrador fue compartida por la Uniformada, aunque aún no han ofrecido su nombre. El individuo fue descrito como de tez trigueña y vestía una gorra negra, mahón azul y jacket color gris.

Esta mañana las autoridades activaron la alerta rosa ante la desaparición de Ponce Rosa, quien se encontraba frente al laboratorio cuando un hombre se la llevó por la fuerza en un carro Honda Passport Touring color blanco. La tablilla del auto es la JOG-158.

Reacciona administración del laboratorio Millenium

La propietaria del laboratorio clínico, María Díaz Rivera, señaló esta tarde que el incidente les tomó por sorpresa, puesto que se trataba de un hombre “sin sospecha” que entró al local y con calma anunció a lo que había llegado.

“Él (el secuestrador) no era un hombre que intimidara. No tenía aspecto que yo dijera que no podía entrar”, indicó Díaz Rivera a preguntas de El Nuevo Día.

De acuerdo con la narración de los hechos, el hombre entró al laboratorio, al que se entra luego de que un empleado abre la cerradura electrónica de la puerta principal y se dirigió a la recepción del local. Acto seguido, el individuo anuncia que llegó para cometer un robo. La Policía confirmó que el individuo logró robar en el local, pero no estableció si se trató de dinero o algún otro artículo electrónico.

La propietaria del laboratorio rehusó contestar qué robó el individuo. “No quiero entrar en esas preguntas. Hay una investigación”, acotó.

Posteriormente, el hombre sale del lugar, no sin antes pedirle a la legisladora municipal Ponce Rosa las llaves de su guagua. Segundos después, salen del laboratorio hacia donde estaba estacionado el vehículo y es, entonces, cuando el hombre se lleva a la mujer secuestrada en el auto hasta el área de San Juan.

No obstante, en el interior del laboratorio, según su propietaria, todo transcurrió en orden y se inició un protocolo para alertar a las autoridades.

“Le doy las gracias a los pacientes por haber mantenido la calma y a mis empleados por haber iniciado los protocolos establecidos para garantizar la seguridad de los pacientes y empleados. De hecho, todos los pacientes que estaban permanecieron en calma y se quedaron a recibir los servicios”, puntualizó Díaz Rivera.

elnuevodia.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí