La Policía abre una investigación contra Bolsonaro por presunta prevaricación en la compra de la vacuna india Covaxin

La Policía Federal abrió este lunes una investigación para averiguar si el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cometió un delito de “prevaricación” al supuestamente no denunciar las irregularidades en la compra de la vacuna india Covaxin.

Dicha investigación será conducida por el Servicio de Investigaciones Especiales (Sinq) de la Policía, que se ocupa de investigar a personas con jurisdicción privilegiada. El Sinq tendrá 90 días para completar el caso, aunque el plazo puede ser prorrogado.

La polémica estalló al pasado 25 de junio cuando el exjefe del sector de importación del Ministerio de Salud, Luis Ricardo Miranda, anunció ante la comisión del Senado que investiga al Ejecutivo por su gestión de la pandemia que fue presionado para firmar una factura anticipada por este fármaco, e informó al presidente de estas irregularidades.

Bolsonaro no habría comunicado las denuncias de Miranda a la Policía, lo que provocó que la Fiscalía solicitase la apertura de esta investigación, que intentará aclarar si hubo o no omisión por parte del presidente y si de alguna manera obtuvo un beneficio personal.

Qué puede pasar

Tras las investigaciones policiales, si la Fiscalía considera que hay indicios contra el mandatario deberá presentar una denuncia ante el Supremo Tribunal Federal (STF), y de aceptarla solo se podrá dar inicio a un proceso con el apoyo de dos tercios de los 513 miembros de la Cámara de Diputados.

Según la Constitución, en el marco de ese proceso, el mandatario sería suspendido de sus funciones durante los 180 días que tendría la Corte para llevar a cabo el juicio.

La controversia del ‘caso Covaxin’ provocó que varios partidos políticos y diferentes entidades presentasen un superpedido de ‘impeachment’ contra el presidente, cuya popularidad se ha visto mermada por su gestión de la pandemia, que ya ha dejado en este país más de 533.000 fallecidos.

Un último sondeo de Instituto Datafolha indicó que la tasa de desaprobación contra Bolsonaro pasó de un 45 % en mayo hasta un 51 % en la actualidad. Además, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva vencería en la segunda vuelta de las elecciones en 2022 con un 58 % de votos, frente al ultraderechista, que obtendría un 31 %.

Un descontento que se ha trasladado a las calles, donde se han protagonizado varias protestas multitudinarias para exigir la dimisión del mandatario.

RT

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí