Brote de COVID-19 entre jugadores vacunados de los Yankees no cambia políticas de protección en NYC

La suspensión de la segunda parte de la temporada 2021 de las Grandes Ligas que se disputaría este jueves entre New York Yankees y Boston Red Sox, porque seis de los jugadores de los Bombarderos de El Bronx resultaron positivos de COVID-19, a pesar de estar todos vacunados, despertó inquietudes en la Gran Manzana ante el avance de la variante Delta y la efectividad de la inmunización.

Ante la presión de algunos sectores, que demandan que las máscaras vuelvan a ser obligatorias en todos los espacios de la ciudad, el alcalde Bill de Blasio especificó este viernes que no tienen “ningún plan de cambiar el rumbo a las normas”.

El mandatario municipal concluyó que no existe un movimiento real de hospitalizaciones o muertes que permita encender alarmas.

Aproximadamente el 85% de los jugadores del equipo los Yankees están vacunado, incluidos todos los que resultaron positivos en la infección.

Los Yankees anunciaron este viernes que el juego pospuesto entre los Yankees y los Medias Rojas se convertirá en el primer juego de una doble cartelera de admisión dividida el martes 17 de agosto a la 1:05 pm.

Medios locales destacaron que el pequeño brote es un buen ejemplo de lo que los expertos médicos llaman “casos de avance”, cuando las personas completamente vacunadas contraen el virus.

Los jugadores con pruebas positivas confirmadas son los lanzadores Jonathan Loaisiga, Nestor Cortes Jr. y Wandy Peralta. Otros tres jugadores anónimos estaban realizando pruebas de confirmación.

De acuerdo con portavoces de este equipo, los tres jugadores nombrados estaban inoculados, con fármacos de Johnson & Johnson, Pfizer y Moderna.

“En este momento, todo el mundo está bien”, dijo el gerente general de los Yankees, Brian Cashman.

Sin embargo, CNN citó a fuentes de este equipo quienes recordaron que a principios de esta temporada, se registraron ocho pruebas positivas entre los entrenadores y el personal de viajes. De todos los infectados, totalmente vacunados, solo uno mostró síntomas muy leves y su condición mejoró.

“Esta es una evidencia de que las vacunas funcionan para bloquear el desarrollo de la enfermedad y evitan complicaciones que puedan terminar con la muerte”, dijo un experto en salud pública.

A la par, las autoridades del Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York (DOHMH) insisten en que más del 98% de los casos, hospitalizaciones y muertes relacionadas con COVID-19 en 2021, fueron en personas no vacunadas.

“Pero podemos prevenir un mayor sufrimiento al inyectarnos, ya que las vacunas contra el  COVID-19 nos ayudan a desarrollar inmunidad sin enfermedades”, destacó nuevamente Dave Chokshi, comisionado de DOHMH.

Ante la evidencia de estos casos denominados de “avance”, portavoces de los laboratorios desarrolladores de vacuna  pusieron en contexto que ningún fármaco es 100% efectivo, pero los expertos médicos dicen que son casi 100% efectivas para mantener a las personas fuera del hospital y muriendo.

eldiariony.com

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí