¿Volver a usar máscaras o vacunarse? El nuevo debate en NYC para detener el repunte de casos de COVID-19

Por: Ramón Frisneda

Desde el pasado 15 junio, cuando se eliminaron las restricciones impuestas por el Estado contra el COVID-19, las cifras relacionadas con la pandemia han ido disminuyendo de manera sostenible hasta registrar los niveles más bajos de contagios y tasa de positividad desde comienzos de año. Pero ahora, un mes más tarde, esa tendencia se está revirtiendo debido a la variante de Delta, y nuevamente la tasa de infección en la ciudad ha vuelto a subir al 1.72%, y la cantidad de nuevos casos se ha más que duplicado desde el 4 de julio, lo que está provocando que algunos funcionarios electos vuelvan a pedir que se reinstaure el uso de máscaras.

Entre esas voces destaca la del defensor del pueblo Jumaane Williams y el presidente del Comité de Salud del Concejo Municipal Mark Levine, quienes pidieron que se vuelva a imponer el mandato de usar tapabocas en los espacios interiores, como lo hizo el condado de Los Ángeles la pasada semana luego de registrar un repunte de casos de coronavirus.

“Muchos destacaron su preocupación por la velocidad en que se realizó la reapertura, en particular la reversión total del mandato de la máscara. Aún más, ciertas comunidades todavía tienen bajas tasas de vacunación. Las máscaras en el interior (especialmente sin ventilación) deben volver a ser obligatorias”, indicó Williams.

El Defensor del Pueblo fue tajante al recordar cómo al inicio de la pandemia se retrasó el ordenar el uso de máscaras y eso produjo que la situación fuera peor: “Esperamos antes y la gente murió”.

Entre tanto, Levine dijo que los casos están aumentando en Nueva York “hasta por más del doble en las últimas dos semanas, impulsados por el Delta, a la vez que el uso de mascarillas en interiores está disminuyendo: en delis, tiendas, metros, cines, etc. Necesitamos revertir esta tendencia. Es hora de renovar el mandato de las mascarillas para interiores, incluso para aquellos que están vacunados”.

“No podemos ignorar lo que está sucediendo aquí”, insistió el concejal de Manhattan, y quien recientemente fue elegido como el candidato demócrata por la presidencia de ese condado.

Pero el alcalde Bill de Blasio no está de acuerdo en que esa sea la solución para frenar el repunte de los casos, y a su juicio, la solución está en seguir impulsando la vacunación.

“La respuesta simple, es no”, dijo al mandatario a preguntas de si la Ciudad volverá a ordenar el uso de máscaras, agregando que los tapabocas “tienen indiscutiblemente un valor, pero las mascarillas no van a la raíz del problema, es la vacunación, así que no pretendemos un mandato de mascarilla. Tenemos la intención de duplicar la vacunación”.

Y al insistir en que no habrá un nuevo mandato sobre los tapabocas y sí un reforzamiento del llamado a vacunarse, el Alcalde dijo que en el transcurso de esta semana se anunciarán nuevas medidas, y dejó entrever que ya no se tratará de incentivos para promover que la gente se pongan las inyecciones, sino más a obligar a aquellos que sigue “tercos” en no querer hacerlo.

En un tono casi de frustración De Blasio usó la expresión es “una locura” en varias veces durante su rueda de prensa: “¿Por qué esto es tan difícil? Solo vaya y póngase la vacuna… no es difícil. Solo se trata de horribles rumores y falsedades allá afuera, que están afectando profundamente a las personas a tomar la decisión, y eso es una pandemia nacional de mentiras”.

De Blasio recordó que en la ciudad ya hay 4.5 millones de residentes completamente vacunados, un poco por debajo de la meta que se había puesto el Alcalde de lograr los 5 millones completamente inmunizado para el mes de junio. Además, hasta el martes se habían administrado 9,757,653 dosis de la vacuna desde el inicio del plan de inmunización.

El debate sobre el uso el uso de máscaras se da en momentos en que la variante Delta ahora representa el 69% de los nuevos casos de virus reportados en la ciudad. Esta es una versión altamente contagiosa del virus y que se originó por primera vez en la India.

Las cifras sobre el COVID-19 más recientes mostradas por De Blasio este martes, demuestran que volvieron a subir los casos nuevos en el promedio de siete días seguidos con 576, comparado con 229 que hubo el 1 de julio. Y luego que la tasa de positividad de siete días seguidos se ubicara el lunes en 1.69%, este martes subió un poco más y ahora está en 1.72%, siendo esta es la estadística que usan las autoridades de Salud para saber la rapidez con la que se propaga el virus.

eldiariony.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí