Interrogan a una joven afroamericana que volaba con su hermana blanca al sospechar que traficaba con la niña

Una joven afroamericana de Colorado (EE.UU.) alega que los empleados de la aerolínea Frontier Airlines la acusaron de traficar con una niña blanca que era, en realidad, su hermana, después de que una pasajera del mismo vuelo expresara su preocupación por la pareja de viajeras.

Lakeyjanay Bailey, de 21 años, viajaba de Denver a Dallas con Olivia, su hermana adoptiva de cuatro años. Después de que su avión aterrizara en el Aeropuerto Internacional de Dallas Fort Worth, ambas fueron interceptadas en la puerta por dos agentes de Policía que les dijeron que querían hablar con ellas, según relató Bailey a medios locales.

Un oficial le preguntó a Olivia “si ella me conoce y qué soy yo para ella, y le preguntó qué era mi mamá para ella”, a lo que siguió una serie de otras preguntas, señaló la joven.

“Durante todo el tiempo que estuvieron hablando con nosotras, la gente siguió mirándonos, susurrando y esas cosas”, se lamenta Bailey.

La joven indica los agentes contactaron con su madre y una trabajadora social para confirmar cierta información, e incluso siguieron a las dos viajeras hasta el reclamo de equipaje para hablar con la persona que las recogió.

“Si se cambiaran los roles, las cosas serían diferentes”

Según un informe de incidentes del Departamento de Seguridad Pública del aeropuerto, los oficiales respondieron a una solicitud de Frontier Airlines, que pidió a la Policía que investigara el asunto después de que una pasajera mostrara su preocupación por un posible incidente de trata de personas que involucraba a una mujer nacida en 2001 que viajaba con una mujer nacida en 2017.

En una declaración a Denver7, la compañía confirmó esta versión y detalló que la pasajera en cuestión se acercó a la tripulación para trasladarle sus preocupaciones y que, posteriormente, completó un informe escrito durante el vuelo “para documentar sus observaciones”. “El capitán fue notificado y se sintió obligado a informar del asunto”, añade la aerolínea, que explica que el transporte aéreo es “uno de los medios más comunes para la trata de personas” y que la tripulación “seguía los protocolos establecidos”.

Sin embargo, Bailey considera que la atención que recibió es un caso obvio de discriminación racial, pues, “si se cambiaran los roles y fuera una persona blanca bajando del avión con una persona negra, como un niño negro, siento que las cosas serían diferentes”.

Ahora, la joven y su familia están considerando presentar una demanda contra Frontier Airlines.

RT

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí