Impacto en Tokio: Estados Unidos retiró a Simone Biles de la competencia de gimnasia por equipos tras un salto errático

Salto femenino – Simone Biles – Juegos Olímpicos – Tokio 2020

Simone Biles encendió las alarmas del mundo en la final por equipos de gimnasia artística en los Juegos Olímpicos. Luego de un salto fallido, la máxima estrella de Estados Unidos se marchó a un costado con los entrenadores y quedó marginada de la competencia.

La deportista de 24 años todavía tiene cinco citas en su calendario olímpico más allá de esta competencia por equipos. “Simone Biles se ha retirado de la competición final por equipos debido a un problema médico. Será evaluada diariamente para determinar la autorización médica para futuras competiciones”, informó USA Gymnastics en sus redes. La atleta rompió el silencio tras el evento y dio detalles de lo ocurrido.

Biles llevó a cabo su rutina, pero no realizó el salto que había informado. Tras una caída irregular, la cuenta oficial de Tokio informó que estaba “siendo atendida por un entrenador” y que había abandonado el lugar. La estrella no realizó el calentamiento para las barras asimétricas y le dejó su lugar a Jordan Chiles. Cuando volvió a irrumpir en el Centro de Gimnasia de Ariake, Biles estaba con su campera y solo se limitó a celebrar la performance de su equipo.

El medio norteamericano USA Today, uno de los primeros que confirmó la situación, detalló sobre la escena: “Biles, visiblemente molesta, habló con una de sus entrenadoras personales, Cecile Landi, y la doctora del equipo, Marcia Faustin”.

Según advirtió el medio The Athletic, John Roethlisberger transmitió en la NBC que la baja de Biles no estaba asociada a una lesión física sino a un “tema mental” que está atravesando. No es un detalle menor esta información sobre la figura olímpica. Simone se había sincerado en las últimas horas sobre cómo estaba afectándola la presión: “Realmente siento que a veces tengo el peso del mundo sobre mis hombros. Sé que lo olvido y hago que parezca que la presión no me afecta, pero maldita sea, a veces es difícil”.

Mientras se aguarda por conocer lo ocurrido, el organigrama indica que Biles debería volver a presentarse nuevamente el próximo jueves 29 de julio desde las 7.50 (hora Argentina) en la final del concurso completo femenino a nivel individual. El detalle es que en su perfil oficial del sitio de Tokio 2020 ahora aparece una leyenda que advierte: “El deportista y la información de inscripción están sujetos a cambios”.

Además, el domingo 1 está anotada tanto en la final de salto (5.45hs) como en la de barras asimétricas (7.27hs). Mientras que el lunes 2 será la definición de suelo (5.45hs) y el martes 3 la de barras de equilibrio (5.48hs).

Biles llegó a Tokio como una de las máximas estrellas de la cita olímpica luego de generar un impacto mundial durante su presencia en los Juegos de Río de Janeiro 2016. En esa ocasión, ganó cuatro medallas doradas con su desempeño en la competencia por equipos, el individual all-aroundsalto suelo. Además, se apoderó de la de bronce en barras de equilibrio.

Por su parte, Estados Unidos llegó a Japón con la intención de defender la doble medalla dorada que ostentaba en la competencia de gimnasia artística por equipos a nivel femenino. En el 2012 habían logrado el primer lugar de la mano de Gabrielle Douglas, McKayla Maroney, Alexandra Raisman, Kyla Ross y Jordyn Wieber. Algo que se repitió en el 2016 con Biles como estrella y la presencia de Douglas, Laurie Hernandez, Madison Kocian y Alexandra Raisman.

En Japón, Biles recibió una puntuación de 13.766 en la rotación 1 y quedó por detrás de lo hecho por sus compañeras Jordan Chiles (14.666) y Grace McCallum (14.300), más allá de tampoco poder igualar lo hecho por las rusas Liliia Akhaimova (14.733), Vladislava Urazova (14.466) y Angelina Melnikova (14.600). Luego, abandonó la competencia y cedió su lugar.

El equipo norteamericano, finalmente, se quedó con la medalla de plata con un puntaje total de 166.096 en una categoría que tuvo la coronación de Rusia en el primer lugar (169.528) y a Gran Bretaña (164.096) en el tercer puesto. Sin Biles, el resto de las rotaciones las afrontaron McCallum, Chiles y Sunisa Lee para Estados Unidos.

Cabe destacar que cada país utiliza a tres gimnastas en la final por equipos y se unifican los puntajes, aunque cada equipo cuenta con cuatro representantes para situaciones como las que sucedieron hoy con Simone Biles.

Más allá de las alarmas que se encendieron a nivel mundial, Biles estuvo lejos de mostrar algún síntoma de molestias en la definición de la competencia. Una vez que se anunció que Rusia había ganado la medalla saludó a todas sus compañeras y luego felicitó al representativo rival por la obtención de la dorada. Luego, ya en el podio, bromeó con sus compañeras tras colgarse la presea de plata.

INFOBAE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí