La quinta ola remite en Madrid sin restricciones adicionales

La quinta ola de coronavirus está remitiendo en la Comunidad de Madrid sin haber aplicado restricciones adicionales, a pesar de que había alcanzado niveles que habrían obligado a la limitación de movilidad por zonas según los criterios del Gobierno regional hasta mayo. En la última semana ha habido un descenso general de los contagios en las grandes ciudades y en todos los distritos de la capital excepto Usera.

El distrito de Usera es el único que todavía no ha doblado la curva de contagios en la capital, aunque su subida ha sido mínima respecto a la semana anterior, hasta alcanzar los 839 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Puente de Vallecas (822), Centro (809) y Villa de Vallecas (728) son los otros distritos con mayor incidencia. El distrito Centro había llegado a superar la incidencia de 1.100 en esta ola.

En el conjunto de la capital, la incidencia ha pasado la última semana de 774, su pico en esta ola, a 624 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Aún así, sigue en niveles de máxima alerta. Tan solo tres distritos, Hortaleza, Fuencarral-El Pardo y Barajas, están por debajo del umbral de riesgo muy extremo, fijado en 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Entre los municipios con más de 100.000 habitantes de la Comunidad de Madrid, solo en Parla han seguido aumentando el número de contagios, hasta alcanzar los 831 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. En el resto están remitiendo, aunque todavía todas mantienen una incidencia de riesgo muy alto, por encima de 500. Leganés, que a finales de julio era la ciudad con peores datos, ahora es la menos afectada, con una incidencia de 532. Alcorcón, Torrejón de Ardoz y Móstoles también están por debajo de 600.

La presión hospitalaria ha bajado por primera vez en la quinta ola. La ocupación de camas de hospital se sitúa en el 12,38%, según los datos del Ministerio de Sanidad del 10 de agosto, tres décimas menos que el día anterior. Después de un mes de rápido aumento, la ocupación de las unidades de cuidados intensivos (UCI) ha bajado también tres décimas respecto al día anterior, hasta el 31,02% de las camas con pacientes de Covid-19.

La presión hospitalaria, no obstante, es muy elevada todavía. La ocupación de camas está en nivel de riesgo alto, y las UCI en riesgo extremo, según el criterio control de Sanidad. Tan solo Baleares está peor en camas de hospital, y solo Cataluña supera a la Comunidad de Madrid en

El Gobierno de Madrid, a diferencia de Cataluña y Baleares y otras comunidades autónomas, no ha impuesto restricciones adicionales para acelerar el descenso del número de contagios. A finales de julio, cuando los contagios seguían al alza, descartaron ampliar las limitaciones a la movilidad, «máxime en agosto, cuando Madrid se descomprime demográficamente», como apuntó el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, abundó entonces en el rechazo de aplicar más restricciones. «Tal como se está traduciendo esa estabilización en la incidencia acumulada, y con ese grado de inmunización y el comportamiento de los hospitales, no es necesario tomar medidas de restricción y, por tanto, vamos a continuar con prudencia y responsabilidad que debemos tener todos», señaló. Esta tendencia, ya vista en olas anteriores, conllevará una bajada en las hospitalizaciones y en las UCI, según señaló el consejero de Sanidad; una situación que ya se está dando.

abc.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí