Arden Sicilia y Calabria: las altas temperaturas y la especulación, detrás de los incendios

Arde Sicilia y Calabria. Las llamas no dan tregua, en particular en el territorio de las Madonias, creando terror en la gente, devastación y víctimas: cuatro en Calabria y una en Sicilia en las últimas 24 horas. Tres factores están detrás de los incendios: altas temperaturas, con récord en algunas zonas; el viento siroco que sopla sin piedad y la mano de los pirómanos movida por la especulación y la mafia.

En el maravilloso parque natural de las Madonias, en la provincia de Palermo, al norte de Sicilia, hay zonas devastadas por incendios que duran ya dos días, con decenas de personas evacuadas por la amenaza del fuego. Algunas imágenes son dantescas, un auténtico infierno.

En algunas de las áreas más bellas del Parque de las Madonias los fuegos se iniciaron hace días, dejando un escenario desolador: animales quemados vivos, campos cultivados arrasados, casas evacuadas y destruidas. En la noche, en esta zona había un total de 40 incendios. En algunas zonas, de difícil acceso para los bomberos, han intervenido varios Canadair para apagar las llamas. Los daños son incalculables. El incendio iniciado en Gangi (municipio de 6.300 habitantes), se extendió después a Geraci Siculo, San Mauro Castelverde, Scillato y Coltessano.

«Un delirio, un drama»

Gandolfo Librizzi, alcalde de otro de los pueblos del Parque de las Madonias, Polizzi Generosa (3.230 habitantes), también asediado por las llamas, ha descrito el infierno que viven: «Estamos sitiados, apagamos un frente y se inicia otro, un delirio, un drama, es increíble describirlo todo». El alcalde Gandolfo Librizzi pasó una noche sin dormir. Él junto a cientos de personas intentaron enfrentarse a las llamas incluso con cubos de agua. «Muchos en el pueblo lloraron y tuvieron miedo –añadió el alcalde-. Lo que hemos vivido en estas horas ha sido realmente terrible».

El regidor de Gandolfo Librizzi, apunta, como otros alcaldes, denuncia que el fuego no ha sido espontáneo o casual: «El diseño es claro. El Parque de las Madonias está siendo atacado. Desde el centro del pueblo eran bien visibles los incendios que se iniciaron con pocos minutos de diferencia y nos circundaron. No creo en la autocombustión. Creo que hay un diseño detrás de estos incendios».

Especulación y mafia

¿Cuál el diseño del que habla el alcalde de Gandolfo Librizzi? En ocasiones detrás de los fuegos está la especulación de la construcción o de otros sectores que tienen interés en reducir el valor de compra de la tierra y suplantar la agricultura. Se sabe que en Sicilia hay lobbys criminales y muchos intereses económicos en juego, en los que también juegan su papel políticos y funcionarios públicos, en colusión con mafiosos. Por ejemplo, desde hace años, la mafia tiene interés y hace inversiones en la energía fotovoltaica y en parques eólicos. Precisamente, esta es una pista que ahora se hace pública después de las investigaciones de la comisión regional antimafia. «Algunos propietarios de terrenos han dicho que fueron contactados por intermediarios para que vendieran sus tierras a quienes quieren construir estructuras fotovoltaicas, un negocio que está suplantando cada vez más a la agricultura en Sicilia», escribe el diario La Repubblica.

En gran parte de Sicilia se han superado los 40 grados, después de que ayer se llegara a 48,8 grados en el municipio de Floridia (Siracusa). No solo arde Sicilia, donde la situación paulatinamente está siendo controlada, sino también Aspromonte, en la zona sur de Calabria, 59 incendios todavía activos. En la región crece la rabia.

Falta de prevención

Italia vuelve a ser el primer país en número de incendios. Hay especulación y falta de prevención, según explica el geólogo y divulgador científico, Mario Tozzi: «Italia es el primer país por número de incendios. Hemos vuelto a los niveles de los noventa. Lamentablemente nuestros territorios están sujetos a enormes intereses especulativos, porque no existe un catastro de las áreas quemadas, que nunca deberían volver a ser edificables. Luego hay cuestiones territoriales locales : espacio para pasto o cultivo, vandalismo contra el parque nacional», manifiesta a Mario Tozzi a la agencia Ansa. El geólogo subraya que la solución está en la prevención.

Precisamente, el subsecretario del ministerio del Interior, Carlo Sibilia, coincide en que falta prevención, y culpa a las regiones: «Lamentablemente pagamos por la falta de prevención. Las responsabilidades de las regiones son muchas. La lucha contra los incendios forestales es responsabilidad exclusiva de las regiones».

abc.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí