El precio de la luz sigue desbocado y marcará mañana un nuevo récord, hasta los 132,47 euros el MWh

La factura de la luz no da un respiro. Septiembre dará comienzo con un nuevo récord del precio de la electricidad, que mañana alcanzará los 132,47 euros el MWh, según los datos publicados este martes por el operador del mercado, OMIE. El mercado mayorista mantiene así la trayectoria alcista después de que agosto cerrara como el mes más caro de la historia, con un precio medio de 105,94 euros el megavatio hora (MWh).

El precio de este miércoles será un 1,5% más alto que el registrado el último día de agosto –cuando se alcanzaron los 130,53 euros por megavatio hora–, un 13,5% superior al registrado el miércoles pasado y hasta un 188% más caro que el cosechado el 1 de septiembre de 2020. Además, según los datos de OMIE, por primera vez el kilovatio hora (kWh) superará los 30 céntimos de euros. Será entre las 21 y las 22 horas (0,30119 euros kWh).

El encarecimiento de la luz, que ha registrado varios récords históricos este verano, condicionará la vuelta tras las vacaciones de miles de españoles que todavía siguen teletrabajando desde casa. El impacto de estas subidas ya se está dejando notar en la inflación, que alcanzó en agosto el 3,3% interanual. Máximos de los últimos nueve años.

El Gobierno sigue buscando soluciones para frenar esta escalada, que se explica por la suma de los incrementos de los precios del gas y los derechos de emisión de CO2 y el repunte de la demanda por las altas temperaturas producidas en verano. Este martes, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, reclamó a las eléctricas en el Congreso mayor «empatía», pero también reconoció que la Comisión Europea «prohíbe expresamente establecer precios mayoristas regulados, ni máximos ni mínimos; también prohíbe aplicar precios marginales en el mercado mayorista y discriminar tecnologías».

El Ejecutivo ya aprobó en junio un real decretro para reducir el IVA que se aplican al suministro del 21% al 10% y, así, reducir la factura de los hogares hasta final de año. Además, aprobó la suspensión del impuesto del 7% a la generación eléctrica durante tres meses. Sin embargo, tal y como informó ABC, los incrementos producidos en los días posteriores en la factura dejaron sin efecto estas medidas.

Es por ello que distintos partidos políticos y asociaciones de consumidores han reclamado un esfuerzo adicional al Gobierno. Este martes, Facua ha emitido un comunicado en el que asegura que la directiva europea sí permite que los Estados intervengan «en la fijación de precios para el suministro de electricidad a los clientes domésticos en situación de pobreza energética o vulnerables». Según los cálculos de la organización de consumidores, el usuario medio ha pagado 93,10 euros en la factura de agosto.

Las oscilaciones en el precio diario afectan a los consumidores acogidos a la tarifa regulada (PVPC), algo más de 10 millones, mientras que están exentos los que están en el mercado libre –unos 17 millones–, ya que cuentan con un precio pactado con su compañía.

abc.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí