¿República Dominicana es un foco para ciberataques?

Por Danielis Fermín

El avance tecnológico supone una oportunidad para el desarrollo de las empresas, mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y la creación de nuevos puestos de empleo. Sin embargo, el uso constante de plataformas digitales hace que las informaciones de las instituciones y personas sean vulnerables.

República Dominicana no es ajena a esta realidad. Datos del FortiGuard Labs indican que, durante los primeros seis meses del 2021, en el país se recibieron 196 millones de intentos de ciberataques.

El director de Ingeniería para Latinoamérica y el Caribe de Fortinet, Layard Terrero, indicó que en los últimos años se ha evidenciado una presencia del riesgo tecnológico, el cual se incrementa y despierta el interés de los stakeholders.

Precisó que hay una marcada preocupación sobre cómo afectaría una falla en el sistema tecnológico en la economía y las personas, debido a la información sensible y confidencial que se maneja a través de los softwares.

“Las operaciones críticas para el negocio están impulsando a las organizaciones a acelerar la innovación digital para transformar áreas claves de crecimiento. Sin embargo, estos esfuerzos vitales también hacen crecer exponencialmente la superficie de ataque digital de la organización y aumentan el riesgo cibernético”, expresó el ejecutivo.

Durante su participación en el Foro de Ciberseguridad de la República Dominicana, organizado por el Viceministerio de Agenda Digital del Ministerio de la Presidencia, el Centro Nacional de Seguridad y Fortinet, destacó que el riesgo de la innovación se representa en amenazas sofisticadas y una superficie mayor para ataques digitales.

Además, alertó sobre el papel que están tomando los cibercriminales, quienes ahora reciben pagos para atacar y que también cobran recompensas para retornar el acceso a los sistemas.

Teletrabajo

Terrero dijo que las redes sociales y el correo electrónico son las principales fuentes de acceso que tienen los ciberdelincuentes para vulnerar los sistemas tecnológicos. “El phishing es el principal vector de acceso para amenazas más sofisticadas como el ransomware”.

El experto destacó el impacto que el teletrabajo supone sobre las redes en los hogares, ya que existe una mayor vulnerabilidad y es más fácil acceder a estructuras corporativas.

Para Marc Asturias, vicepresidente de Marketing y Vertical de Proyectos de Fortinet, “la ciberseguridad debe estar en el ADN de las empresas”. Por lo tanto, es necesario enseñar al personal sobre cómo protegerse de posibles ataques.

A pesar de las bondades del teletrabajo, en términos de seguridad representa un reto para el personal de tecnología. Asturias manifestó la posibilidad de que haya fuga de información y daños a la infraestructura.

“La ciberseguridad es un elemento transversal a la organización”, aseguró Juan Matos, director de Seguridad de la Información (CISO) de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

El experto destacó que la responsabilidad de la seguridad de una empresa no se debe dejar sólo en las manos del Departamento de Tecnología. Matos indicó que desde el director ejecutivo hasta el personal de conserjería debe entender cómo pueden ser blanco de un ataque, ya que de esta forma se puede evitar que accedan a portales infectados.

Falta de personal

El director de Seguridad de la Información de la DGII habló sobre la necesidad que existe en el sector de contar con un personal calificado. “Hacen falta recursos capacitados y cuesta encontrar a las personas adecuadas para las posiciones”.

Resaltó los esfuerzos que están haciendo desde las instituciones educativas.

eldinero.com.do

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí