Un informe de inteligencia europeo confirma el intento del independentismo por conseguir ayuda de Rusia

Los intentos del independentismo catalán por conseguir aliados internacionales para su causa llevaron a dirigentes del entorno del fugado Carles Puigdemont a contactar con dudosos personajes vinculados al espionaje ruso, involcurados a su vez en los intentos del gobierno Putin de desestabilización en países europeos.

Informes elaborados por la Guardia Civil llevan apuntando en esa dirección -de hecho hay una investigación judicial abierta en el marco de la operación conocida como ‘operación Voloh’- y ahora, un informe de inteligencia europea citado por el ‘New York Times‘ ahonda en esa dirección. Por parte catalana, la figura clave sería el investigado Josep Lluís Alay, exjefe de la oficina de Carles Puigdemont, quien habría mantenido con personas vinculadas al espionaje ruso.

A partir de diversas fuentes y del citado informe, de diez páginas, se apunta a que Alay, en su intento de buscar asistencia y ayuda para una hipotética Cataluña separada de España, habría contactado con miembros involucrados en lo que se conoce como ‘guerra híbrida’ del Kremlin contra Occidente, parte de una estrategia en base métodos de “propaganda y desinformación, financiación de movimientos políticos disruptivos, piratería y filtración de información y medidas activas como asesinatos destinados a erosionar la estabilidad de los adversarios de Moscú”. El mismo informe citado por el NYT apunta a que desde Rusia se habría financiado también a la extrema derecha en España. En el caso del independentismo catalán, no llega a aclarar qué tipo de asistencia habrían proporcionado el espionaje ruso.

Según el informe, además de Alay, el personaje clave sería Alexander Dmitrenko, empresario ruso afincado en Barcelona y casado con una mujer catalana y cuyas supuestas vinculaciones con el espionaje ruso fueron el motivo por el que el Ministerio de Justicia español le denegó su petición de nacionalidad.

Alay y Dmitrenko habrían buscado “asistencia financiera y técnica de Rusia para la creación de sectores bancarios, de telecomunicaciones y de energía separados de España”. Según las mismas informaciones, ambos, junto con el abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, también habrían contactado con miembos del crimen organizado en Rusia.

Alay habría viajado en diversas ocasiones a Rusia, y según el mismo informe, junto con Dmitrenko, se reunión con varios oficiales de inteligencia extranjeros activos, así como con Oleg V. Syromolotov, exjefe de contrainteligencia del Servicio Federal de Seguridad, la agencia de inteligencia nacional de Rusia, quien ahora supervisa el contraterrorismo como viceministro en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

En diversoso mensajes interceptados entre Alay y Puigdemont, el primero le daba cuenta de sus movimientos -“buenas noticias desde Moscú“, le apuntaba en alguno de ellos-.

En un sorprendente giro, Alay también confirmó haberse reunido con Andrei Bezrukova, un ex oficial del servicio de inteligencia exterior de Rusia, que durante más de una década, junto a su esposa, fueron “operativos encubiertos” que vivían en los Estados Unidos, y cuya experiencia sirvió para inspirar la série ‘The americans’. Alay, según el citado informe, habría trabajado en la traducción al catalán de la biografía de la esposa de Bezrukov.

abc.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí