La Justicia de Paz de Colombia llama a declarar a 10 militares por los casos de ‘falsos positivos’

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de Colombia llamó a rendir versiones a 10 militares colombianos por los casos de ‘falsos positivos’ —asesinatos y desapariciones forzadas presentados como bajas en combate por agentes del Estado—, dentro del subcaso del departamento Huila, uno de los seis que ha priorizado la institución en su investigación.

Los militares que fueron llamados a declarar, de manera voluntaria y cuyas diligencias se llevarán a cabo entre el 12 octubre y 17 de noviembre próximo, son tres generales retirados del Ejército Nacional, identificados como Jaime Alfonso Lasprilla Villamizar, Miguel Ernesto Pérez Guarnizo y William Fernando Pérez Laiseca.

También los coroneles Pedro Iván Molina Hidalgo, Oswaldo Peña Bermeo, Luis Armando Gómez Ruge, Hernando Chávez Muñoz, Rubiel Enrique Pérez Rodríguez, Ariel Gustavo Vargas Solano y el mayor Alexander Céspedes Ortiz.

De acuerdo con la información de la JEP, los tres generales se desempeñaron, entre 2004 y 2008, como comandantes de la IX Brigada del Ejército, que opera en el departamento de Huila, y tuvieron a su cargo a los otros siete oficiales convocados.

Para llamarlos a versión, la JEP “tuvo en cuenta el Informe No. 5 ‘Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado’, entregado por la Fiscalía General de la Nación, en el que menciona hechos presuntamente cometidos por integrantes de los Batallones de Infantería No. 26 ‘Cacique Pigoanza’ y 27 ‘Magdalena’, ambos adscritos a la IX Brigada del Ejército Nacional, así como informes de organizaciones sociales sobre ejecuciones extrajudiciales en el departamento de Huila”, dice la institución.

También examinó la información suministrada en versiones voluntarias por comandantes de Batallón, oficiales de inteligencia, operaciones y otros comparecientes que integraron ambas unidades militares.

Primeras imputaciones

El 6 de julio pasado, la JEP informó sobre la imputación de 10 militares y un civil por su presunta vinculación en casos de ‘falsos positivos’ en el Catatumbo, subregión del departamento de Norte de Santander, involucrados en el asesinato de por lo menos 120 personas.

Una semana después, fueron imputados otros 15 militares por “su participación determinante en el asesinato de 127 personas” en el norte del departamento de Cesar y el sur de La Guajira, región Costa Caribe del país.

Además de Huila, Costa Caribe y Catatumbo, los otros hechos priorizados por la institución están en Antioquia, Casanare y Meta.

RT

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí