EL país está avanzando

Eddy Pereyra
Eddy Pereyra

Por Eddy Pereyra

El sábado retropróximo, el presidente Luis Abinader, entregó en San Cristóbal obras realizadas por un valor de 1000 millones de pesos, las cuales había prometido el pasado año. Se celebraba el Día de la Constitución de la República y por tal motivo encabezó un consejo de ministros en el Palacio de la Gobernación de esa ciudad, cuna de la firma el 6 de noviembre de 1844, de la primera carta magna dominicana.

En las afueras del edificio, cientos de seguidores y espectadores que habían recibido con aplausos al presidente Abinader, se mantenían estacionados, para nuevamente a su salida, brindarle otra ovación y vociferar consignas de apoyo.

Las obras ofrecidas y entregadas en San Cristóbal, es un indicador de que asistimos a un proceso de transformación, el cual, teniendo su origen en una crisis de salud, está dependiendo de la forma en que nos organizamos y la capacidad de entender que debemos remar juntos para que la embarcación llegue a un destino seguro.

Está claro, el plan de gobierno del presidente Luis Abinader, está orientado a reorganizar el Estado en función de un gran objetivo: mejorar la vida de los dominicanos.

Las obras que se realizan en todo el territorio nacional y las acciones que se ejecutan para paliar dificultades y emprender con energía hasta lograr resultados palpables, nos reafirman que estamos avanzando.

Sólo la búsqueda de consenso para acordar reformas y particularmente enfrentar la problemática de Haití, confirma la voluntad del presidente de cambiar el distanciamiento por la cultura del acercamiento y el consenso. “Las posibilidades de la República Dominicana son enormes-afirma Abinader-, pero los necesito a todos ustedes conmigo para sacar este país adelante”.

Todo lo que ha hecho y hace Luis Abinader, obedece a la aplicación de un plan. Maneja una nueva política de gasto público eficiente, que ha permitido mantener la estabilidad macroeconómica, generar ahorro público, garantizar tasas de interés bajas y tasas de cambios estables.

Fue salvado el año escolar en medio de la crisis sanitaria y económica. Nos hemos convertido en el principal destino para la inversión extranjera directa en Centro América y el Caribe; se perfila la creación de un millón de empleos en los próximos años, los trabajos de zonas francas están recuperados en su totalidad, mientras que el turismo recobra su vigor a un ritmo impresionante.

El Plan de gobierno está orientado a producir estabilidad y crecimiento, priorizando el problema de la salud, la educación y el empleo, garantizando la calidad del gasto, impulsando la alianza público-privada, fomentando el fideicomiso, apoyando créditos blandos para los sectores productivos y abriéndoles las puertas a la industria de la construcción. Actualmente, sólo el gobierno, ejecuta 432 obras, inversiones que superan los RD$70,000 millones.

El presidente potencia el sector eléctrico, el cual está siendo gerenciado por su ente rector de manera magistral e inicia planes masivos de viviendas para la clase media y los sectores vulnerables. Asimismo, mejora el servicio de agua potable y de regadío intensificando la producción alimentaria, mientras intensifica la transformación digital.

Este resumido conjunto de acciones, no es sólo una buena señal, sino una consustancial comprobación de que todos los compromisos asumidos por el presidente Abinader, están siendo cumplidos y la República en sus manos, decisivamente, está avanzando.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí