Carta de los Arquitectos Dominicanos al Presidente de la República

Excelentísimo Sr. Presidente, Sr. Luis Abinader Corona, nos dirigimos a usted para expresar las preocupaciones del sector que representamos, los arquitectos del país. Los cuales a pesar de sentir regocijo por los diferentes anuncios de obras, inversiones y acciones de parte del gobierno que dirige para seguir impulsando el sector de la construcción y el desarrollo social, nos sentimos excluidos de las decisiones, oportunidades y aportes que pueden brindar en estos procesos.

A pesar de que formamos parte del sector de la construcción, el que más aporta a la economía del país, los arquitectos necesitamos ser escuchados de manera particular, no solo por el bien de nuestra clase, sino para garantizar que más allá de bloques y cemento la inversión pública genere prosperidad para nuestra gente.

Nuestra labor se diferencia expresamente de la ingeniería y otras carreras afines, ya que intervienen la creatividad y las ciencias sociales para satisfacer las necesidades humanas. Nuestra labor es crear ciudades y espacios sostenibles teniendo al ser humano como centro y edificar el espacio para que sea parte de la expresión cultural tangible más importante con la que cuenta una nación y que a posteridad se convierte en su patrimonio imperecedero, su arquitectura.

La Arquitectura debe ser un bien de interés nacional, que requiere la protección del estado y con ello, la necesidad de propiciar oportunidades para quienes la ejercen. Como es el caso de los concursos de Diseño Arquitectónico, una oportunidad para encontrar y elegir las soluciones más acertadas, innovadoras, sostenible e inclusivas.

Los Arquitectos Dominicanos necesitamos ser escuchados, que se valoren y reconozcan los aportes sociales y humanos de nuestra profesión para solucionar problemas intrínsecos de nuestra sociedad desde la creatividad.

Nos gustaría participar y aportar sobre soluciones innovadoras que pueden abordar con el apoyo de nuestros profesionales en los diferentes procesos que se vienen gestando desde su gobierno como la creación del Ministerio de la Vivienda, la Ley de Ordenamiento Territorial, el proyecto turístico de Pedernales, entre otros tantos. Por ejemplo, el Plan Vivienda Feliz con la arquitectura adecuada puede ser la oportunidad de asegurar la disminución no solo del índice cuantitativo, sino también el cualitativo y que se puedan generar comunidades que socialmente mejoren la vida de las familias beneficiarias.

Apelando a su disposición de mantener el oído en la gente y confiados en recibir una respuesta positiva, en la que podamos iniciar un diálogo en provecho de los mejores intereses sociales de nuestra nación.

1 COMENTARIO

  1. Definitivamente el Estado Dominicano (Somos Todos) pierde la oportunidad de tener excelencias en las Soluciones Arquitectonicas y por ende la Arquitectura no tiene muchas oportunidades de trascender tal como se lo puede garantizar los Concursos de Diseños y como Arquitectos nos aniquilan la oportunidad de trascender con nuestras creaciones. La simple participación en los Concurso nos garantiza una practica del ejercicio profesional ademas de optar por el concurso en si.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí