Netflix ya ha empezado a bloquear cuentas compartidas: este es el mensaje que muestra y las opciones que da

El pasado 8 de febrero Netflix anunciaba el comienzo del fin para las cuentas compartidas “de las de siempre” en el servicio en España. La compañía instaba a los usuarios a adaptarse a la nueva situación, pero no aclaraba cómo actuaría exactamente. Ahora ya sabemos algo más.

Comienzan los avisos. Como habíamos adelantado, si Netflix detecta que un usuario está usando una cuenta de forma no autorizada, primero envía un aviso al correo electrónico o al móvil de la persona propietaria de la cuenta. Como se ve en la imagen, a quien está usando esa cuenta fuera de la ubicación principal (tu casa) le aparece un mensaje en el televisor.

Código de acceso temporal. En ese mensaje se indica que para poder seguir usando Netflix durante otros 14 días desde esa nueva ubicación tendrás que introducir el código temporal que se envía por correo o por mensaje. Es el usuario de la cuenta compartida el que debe elegir si prefiere que se le envíe un mensaje de correo electrónico o un SMS.

Solo una advertencia. Como se puede ver en el mensaje del televisor, el lenguaje es positivo y Netflix reconoce que un usuario simplemente puede estar fuera de casa (por un viaje de trabajo, por ejemplo) y quiere seguir disfrutando de su cuenta. Es interesante comprobar cómo ese código temporal permite que no haya problemas para seguir disfrutando Netflix desde esa otra ubicación durante dos semanas, el plazo que parece establecer la compañía para volver a verificar si está pasando algo raro. El mensaje, eso sí, es distinto del que se vio en Chile hace unos meses.

Nada de bloqueos directos. No hay datos en ese mensaje sobre un potencial bloqueo de la cuenta, y todo apunta a que esos avisos solo se producen si esos usos no autorizados se reiteran y se detecta que efectivamente se están infringiendo los términos de uso del servicio.

¿Cómo lo detectan? Netflix ya reveló que usan la combinación de varios datos para realizar esa detección. La actividad de los dispositivos, la ubicación aproximada basada en la dirección IP desde la que nos conectamos (que se nos asigna al conectarnos a una Wi-Fi o red Ethernet) y los propios identificadores de dispositivo son algunas de las claves para esa detección, aunque la compañía no ha detallado el proceso.

Esto no ha hecho más que empezar. Por ahora solo hemos conocido un aviso de este tipo, pero a buen seguro será uno de los muchos que a partir de ahora el servicio irá dando cuando detecte posibles usos no autorizados. Los códigos temporales son una forma adecuada de verificarlo todo, y ese plazo de 14 días es razonable. Queda por ver qué efecto tiene esto en las cifras de negocio de la compañía y en el número de suscriptores en los próximos meses.

Xataka