El mundo sufre una “emergencia sanitaria global” por la falta de enfermeras

Enfermeras en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital privado en Lille (Francia), el 28 de octubre de 2020.
Pascal Rossignol / Reuters

El mundo podría sufrir un déficit en los próximos años de hasta 13 millones de enfermeros y enfermeras (casi la mitad de los que trabajan actualmente), algo que debería ser considerado una “emergencia sanitaria global”, advierte hoy la organización internacional que engloba a estos trabajadores.

Los sistemas sanitarios de todo el mundo “sólo comenzarán a recuperarse de los efectos de la pandemia y se reconstruirán si hay suficiente inversión para construir una fuerza global de trabajadores del sector de la enfermería”, advierte un estudio presentado este lunes por el Consejo Internacional de Enfermeras (ICN).

Actualmente trabajan en el mundo unos 29 millones de enfermeros y enfermeras, ya antes de la pandemia se calculaba que hacían falta 6 millones más y a ello hay que añadir los 5 millones que se retirarán en los próximos años y 2 o 3 que se cree abandonarán el sector antes de lo esperado, advierte el consejero delegado de ICN, Howard Catton.

“La escasez de trabajadores en la profesión debe considerarse una prioridad para todos los gobiernos”, subraya, añadiendo además que debe frenarse la creciente práctica de contratar enfermeras de países en desarrollo para naciones desarrolladas.

Uno de estos países “exportadores” de enfermeras, India, está acusando problemas para satisfacer la demanda de su mercado interno, mientras que otro habitual origen de trabajadores del sector para Occidente, Filipinas, podría tener un déficit de hasta 350.000 de estos empleados, advierte ICN.

Distintos estudios advierten que la pandemia y otros factores han causado problemas de salud mental y estrés psicológico a amplios porcentajes de enfermeras del mundo (las tasas varían entre diferentes fuentes, pero oscilan entre el 40 y el 80 % según el país).

Ello ha influido en que haya porcentajes de hasta el 20 % de enfermeras y enfermeros que han mostrado su deseo de dejar la profesión próximamente, mientras que un 10 % ya lo han hecho en los últimos años.

“Estrés, agotamiento, ausencia del trabajo y huelgas afectan a la fuerza laboral del sector en todo el mundo, y son síntomas del precario estado actual de la sanidad, algo que debe ser respondido con urgencia”, advierte la organización, que agrupa a asociaciones nacionales de más de 130 países.

EFE