Los líos de Ángel Lockward con la justicia

Abogado Ángel Lockward antes de ser detenido por el Ministerio Público por su participación en el caso Calamar (FOTO: DIARIO LIBRE)

No es la primera vez que el abogado Ángel Lockward es vinculado a la comisión de supuestos hechos de corrupción. En su larga trayectoria como político y profesional de derecho le acompañan escándalos, allanamientos, interrogatorios, sometimientos y una sola condena, porque ha salido librado de los demás casos y, no porque su inocencia haya sido probada.

Lockward desempeñó cargos importantes en los gobiernos de los partidos Reformista Social Cristiano (PRSC), Revolucionario Dominicano (PRD) y de la Liberación Dominicana (PLD) por su facilidad para salir y entrar de estas organizaciones políticas. Sin embargo, en todos los puestos que ocupó era denunciado por alegados actos antiéticos y corruptos.

Calificado como un abogado audaz por la cantidad de casos que se han abierto en su contra y no progresan, aquí se recopilan algunos de los más sonoros en su paso por la administración pública.

Venta de títulos falsos

Reseñas de la época reportan que su primer caso de presunta corrupción conocida ocurrió en 1984 cuando fue apresado por un tiempo corto acusado de vender títulos falsos cuando dirigía la desparecida universidad CETEC.

Fraude en Programa del Gas Licuado de Petróleo

En los últimos años del gobierno del extinto Joaquín Balaguer (1986-1996), el abogado nativo de Puerto Plata, ocupó varios cargos públicos, entre ellos, el de Ordenador Nacional de los Fondos Europeos o de Lomé IV. Ahí su gestión fue cuestionada.

Se distanció de Balaguer y le ofreció su apoyo al PRD en el 1996, aunque perdió, pero para el 2000, que fue el regreso del PRD al poder a través de expresidente Hipólito Mejía, Lockward fue designado ministro de Industria y Comercio, cargo en el que solo duró dos años porque volvió a ser cuestionada su gestión, esta vez por el polémico caso de un presunto fraude de 200 millones de pesos en la administración del subsidio al Programa del Gas Licuado de Petróleo.

Medios de la época refieren que el Ministerio Público se querelló contra Lockward y otras 37 personas por el fraude ante el entonces Departamento de Prevención de la Corrupción (Depreco), pero años más tarde el exprocurador general de la República Radhamés Jiménez ordenó el retiro de la querella, su predecesor, Víctor Céspedes, había dicho que el expediente tenía irregularidades, por lo que todos los imputados quedaron libres de cargos.

¿Dónde están los fondos para Haití?

Para el segundo gobierno de Leonel Fernández (2004-2008) Lockward apoya al PLD. Fernández lo designa “secretario de Estado sin cartera” y después embajador en la República de Colombia, de este cargo salió otro escándalo que sigue en la memoria de los colombianos.

De acuerdo a portales colombianos y dominicanos, para 2011 Lockward convocó a artistas de ambas naciones para ser parte del concierto social “Cantemos por Haití”, que buscaba recaudar fondos en pro de ayudar a los damnificados del terremoto de Haití. Refieren que se llegó a recaudar alrededor de cinco millones de dólares y no se sabe qué se hizo con ese dinero.

Meses después del escándalo renunció del cargo y pasó a apoyar a Miguel Vargas Maldonado, quien fue candidato presidencial del PRD para 2012.

Venta de exoneraciones

Durante su vida como diplomático, salieron a relucir denuncias en su contra por la supuesta venta de exoneraciones para la importación de vehículos y uso indebido de la Valija Diplomática, pero el abogado lo negó todo.

Una condena por difamaciónPara 2009 fue condenado por la Suprema Corte de Justicia al pago de dos millones de pesos como indemnización y 500 pesos de multa por difamar e injuriar al juez José Alejandro Vargas con una publicación titulada “Comentando la decisión de un juez deshonesto”.

Operación Calamar

En la actualidad, Lockward está acusado de pertenecer a un entramado que -según el Ministerio Público– desfalcó y estafó al Estado para financiar la campaña política del PLD en los años 2019 y 2020 y buscó enriquecerse de las arcas del Estado través de acciones delictivas.

Según el expediente del Ministerio Público, el abogado colocó bienes en el mercado financiero, producto de los actos ilícitos, a través de certificados financiero de cientos de millones de pesos, comprometiendo su responsabilidad penal y la de su firma de abogados Ángel Lockward & asociados S.R.L.

El documento establece que “Lockward se asoció” con Alejandro Constanzo, Antonio Luján Mercedes, Pedro María Veras, Fernando Crisóstomo, Álvaro Jiménez Crisóstomo, entre otros investigados, que, junto a Donald Guerrero, Claudio Silver, Belkiz Tejada y Emilio Rivas realizaron de manera fraudulenta la compra y pago de los terrenos expropiados a través de Bienes Nacionales, Instituto Agrario Dominicano y el Consejo Estatal de la Azúcar (CEA).

Explica que para la comisión de estos actos ilícitos se utilizaron prestanombres y testaferros para recibir el dinero productos de los mismos, entre ellos Joar Emil Ortiz Hernández, Ángel Gilberto Lockward Cruz y Ángel Gerge Lockward Cruz, hijos del investigado Ángel Lockward, así como su oficina de abogados Ángel Lockward & Asociados SRL y el investigado Agustín Mejía Ávila.

Un posible revés

Luego haber dicho a los medios de comunicación que no ha lavado activos ni tampoco dio dinero para la campaña presidencial del excandidato del PLD Gonzalo Castillo, este viernes, durante la audiencia de conocimiento de medida de coerción fue dado a conocer que el abogado decidió colaborar con el Ministerio Público y admitió su culpabilidad.

Según confirmó el Ministerio Público, Lockward está entre el grupo de 10 imputados que aceptaron su culpabilidad ante la jueza Kenya Romero.

Por esta admisión de culpabilidad, el órgano persecutor cambiará su solicitud de medida cautelar con respecto a él, de prisión preventiva a arresto domiciliario y garantía económica.

DIARIO LIBRE