Niño que tenía un mes desaparecido fue hallado descuartizado y con agujero en el pecho

El cuerpo de un niño fue hallado este viernes en estado de putrefacción dentro de una cañada en el sector conocido como Play Juan Guzmán, en Manoguayabo, Santo Domingo Oeste.

Se presume que se trata de Wilbert Lendor, de 7 años, quien está desaparecido desde el 1 de marzo. La cañada donde fue encontrado el cuerpo está ubicada justo detrás de la casa donde Wilbert vivía junto a su padre y abuela, ambos de nacionalidad haitiana.

El cadáver del pequeño estaba sin cabeza, ni pies y presenta un enorme agujero en el pecho. Un adolescente de 14 años fue quien alertó a la familia haitiana.

Malanie y Wilkens Lendor, abuela y padre del desaparecido respectivamente, insisten en que se trata de Wilbert debido a que, al momento de su desaparición, vestía pantalón kaki, rotos y poloché verde, prendas que tenía el cuerpo que fue encontrado a las 11:00 de la mañana de hoy.

Por el hecho, la abuela del menor, responsabiliza a un hombre al que solo identificó como “Blanco el brujo”, con quien el padre del niño, presuntamente había tenido problemas.

“El brujo le dijo a Wilkens que lo iba pagar caro. Él siempre venía y desde que el niño desapareció dejó de venir”, denunció la abuela Meliane

El cadáver fue levantado pasadas las 5:00 de la tarde por la médico legista Vannessa García, quien indicó que no se podía determinar en lo inmediato si se trata de Wilbert.

De su lado, el fiscal Rodolfo Reyes dijo que se procederá a realizar pruebas de ADN para determinar el parentesco del niño con la familia que busca al desaparecido de 7 años.

Cómo desapareció

El pequeño Wilbert llegó de la escuela al mediodía del 1 de marzo.

Pasada la 1:00 de la tarde se fue valor chichigua al Play Juan Gómez, que queda a pocos metros de donde residía.

Al llegar la noche y, al percatarse que el menor no regresaba a casa, salieron a buscarlo, sin encontrarlo.

Según narran sus parientes la última vez que se supo de Wilbert fue cuando entró a un colmado de la zona, momento que quedó captado en las cámaras de seguridad de una ferretería.

 

DIARIO LIBRE