¿Por qué crecen las exportaciones rusas de petróleo y derivados pese al embargo de la UE?

Las exportaciones rusas de gasóleo van camino a alcanzar un récord a pesar de las sanciones de la Unión Europea (UE), que privan al país euroasiático de su mayor mercado, según un informe publicado esta semana por Bloomberg.

De acuerdo a datos de la compañía de análisis Vortexa, las exportaciones de diésel de Rusia durante los primeros 19 días de marzo se situaron en torno a 1,5 millones de barriles al día. Si se mantiene la tendencia, este mes registrará las mayores exportaciones desde principios de 2016, escribe el medio.

Todo esto se produce a pesar de las restricciones sin precedentes que impuso Occidente contra el sector energético ruso. En la larga lista de sanciones se encuentra el embargo de la UE a los suministros marítimos rusos de crudo, vigente desde diciembre de 2022, y a los productos derivados, que entró en vigor el 5 de febrero de 2023.

Asimismo, la UE, el G7 y Australia fijaron un tope al precio del petróleo que vende Moscú, establecido en 60 dólares por barril. Estos países también establecieron un límite de 45 dólares por barril para los productos que se venden con descuento respecto al crudo (como el fueloil), mientras que la tarifa por barril para combustibles que se venden con sobreprecio (diésel, queroseno y gasolina) se fijó en 100 dólares.

Sin embargo, los ingresos de Rusia por la venta de gas y petróleo en 2022 crecieron un 28 %, informó el vice primer ministro ruso, Alexánder Novak. Entonces, ¿por qué las exportaciones rusas de productos petroleros van en aumento a pesar de la presión de las sanciones?

Reorientación de los envíos

El ministro de Energía ruso, Nikolái Shulguinov, declaró este martes que su país ha logrado reorientar todas las exportaciones de crudo y productos petroleros afectados por el embargo de la UE. “Hoy puedo afirmar que hemos logrado reorientar completamente las exportaciones afectadas por el embargo. No hubo reducción de ventas“, aseguró, precisando que Moscú está trabajando para enviar sus hidrocarburos a Asia, África, América Latina y Oriente Medio.

En concreto, Novak destacó que Rusia multiplicó por 22 las entregas de crudo a la India el año pasado.

Los envíos del petróleo ruso siguieron aumentando en 2023, ya que las sanciones occidentales ayudaron a la nación euroasiática a encontrar nuevos mercados, según un informe de la Agencia Internacional de la Energía. Las exportaciones rusas de petróleo aumentaron en enero hasta los 8,2 millones de barriles diarios.

La agencia detalla que los suministros de crudo a China batieron un récord en enero, con 2,1 millones de barriles diarios, mientras que las entregas a Turquía pasaron de 40.000 barriles diarios en diciembre de 2022 a 180.000 en enero de este año. También aparecieron nuevos compradores, entre los que figuran países como Ghana (20.000 barriles diarios en enero) e Indonesia (25.000 barriles diarios).

Asimismo, Arabia Saudita aumentó sus compras de gasóleo a Rusia e importó casi 2,5 millones de barriles en los primeros 10 días de marzo, informa Bloomberg. La agencia sugiere que los comerciantes saudíes podrían revender el gasóleo ruso a Europa a precios más altos, obteniendo un beneficio importante.

Las sanciones “fracasaron por completo”

Especialistas en el tema afirmaron en declaraciones a CNBC que las sanciones impuestas al crudo ruso “fracasaron por completo”. Paul Sankey, presidente y principal analista de Sankey Research, indicó que el suministro de petróleo ruso no se ha interrumpido realmente y “han mantenido las exportaciones en niveles altos”.

Por su parte, Vandana Hari, fundadora de la empresa de análisis Vanda Insights, expresó que el crudo ruso se abrirá camino en los mercados que “aún lo acogen” como China o la India. “China y la India se beneficiaron bastante el año pasado de los precios con grandes descuentos del crudo ruso y lo mismo va a ocurrir con los productos refinados”, dijo.

A su vez, Serguéi Vakulenko, experto en energía de la Fundación Carnegie para la Paz Internacional, cree que Moscú “sigue siendo una fuerza formidable en el mercado mundial de la energía“, recoge The New York Times. “Oponerse a un actor tan importante no es nada fácil”, aseveró.

Mientras, no todos los países europeos están a favor de las restricciones. Por ejemplo, Hungría, que depende en gran medida de los suministros energéticos rusos, negoció una exención en la aplicación del embargo parcial decretado por Bruselas contra el petróleo ruso. Asimismo, se otorgó una exención a Budapest en la aplicación del tope al precio del crudo.

Reducción temporal

Sin embargo, se espera que las exportaciones de gasóleo ultra bajo en azufre que vende Moscú se reduzcan notablemente en abril, debido al inicio de obras de mantenimiento de las refinerías locales que durarán dos meses, informa Energy Intelligence.

Según el operador de oleoductos Transneft, la producción de gasóleo en abril rondará los 600.000 barriles diarios, frente a los 660.000 barriles diarios de marzo.

RT