La Cruz Roja recortará 1.500 empleos por falta de fondos

Un convoy de la Cruz Roja en Zaporiyia, Ucrania.

“En los próximos 12 meses, habrá que recortar aproximadamente 1.500 empleos en el mundo”, señaló este martes (4.04.2023) el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), con sede en Ginebra, en un comunicado.

El consejo de administración aprobó una reducción de gastos de 430 millones de francos suizos (equivalentes a unos 430 millones de euros o 475 millones de dólares) para 2023 e inicios de 2024.

La organización buscará minimizar el número de personas afectadas al realizar nuevas contrataciones y apostar por las salidas voluntarias.

El CICR, una de las organizaciones humanitarias más importantes del mundo, había lanzado un llamado para obtener donaciones por un valor de 2.800 millones de francos.

Pero la organización se vio obligada a reducir a la baja su presupuesto, a 2.000 millones de francos, y señala que empezó el 2023 con un déficit de cerca de 140 millones.

El CICR se enfrenta a una reducción de los donativos, entre otros por la gran cantidad de dinero que los países aliados de Kiev gastan para ayudar a Ucrania a repeler a Rusia.

“Este año, nos enfrentamos a desafíos simultáneos”, explicó la organización, citando promesas de donativos que no alcanzaron el nivel previsto y un alza de los precios también mayor de lo previsto.

“Dado que se prevé que los presupuestos para ayuda humanitaria en el extranjero disminuyan en los próximos dos años, el CICR deberá dirigir sus esfuerzos a los programas y lugares en los que podemos tener mayor impacto”, subraya el comunicado de la organización.

Al menos 20 de los 350 lugares que dirige actualmente el CICR en el mundo cerrarán, “por ejemplo ahí donde la zona puede ser cubierta por otra oficina del CICR o ahí donde otros socios humanitarios o de desarrollo pueden tomar el relevo”, indicó.

“También reduciremos y cerraremos algunos de nuestros programas”, añadió el CICR, sin dar más detalles. (AFP).

DW